FONAG trabaja en la restauración del Humedal Pugllohuma

publicado en: Noticias | 0

Los humedales altoandinos son las turberas, pantanos y lagunas que presentan diversidad de tipos de vegetación que se adaptan a las condiciones de su vida en el agua. Además, al estar en sitios de altura, donde las condiciones climáticas son adversas, sus suelos anegados, presentan mucha materia orgánica con una descomposición lenta, lo que los hace únicos en términos de regulación hídrica y en almacenamiento de carbono. Es decir son muy valiosos para la salud del ecosistema y para mantener su funcionamiento y proveer de servicios ambientales para los seres humanos.

Pero, ¿qué está pasando con estos sitios llenos de agua?

Muchos de los humedales que se encuentran en zonas planas en nuestros páramos -debido a las prácticas de pastoreo- han sido drenados de forma sistemática. Esto ha provocado cambios en la vegetación, sobreviviendo sólo cierto tipo de especies resistentes al pisoteo; y sobre todo cambios radicales en los suelos, en la dinámica hidráulica y en los regímenes hidrológicos.

Ya sabemos que el agua para Quito viene de los páramos, y dentro de estos existen muchos humedales que actualmente están drenados. Debido a la importancia de este problema ambiental, desde el año 2016, el FONAG, inició con prácticas para recuperar los humedales.

El Programa de recuperación de la cobertura vegetal del FONAG, seleccionó el humedal Pugllohuma de 14,2 ha para una primera experiencia de restauración de un humedal completo, debido a la gran densidad de drenajes que posee.  Este humedal está ubicado en el Área de Conservación Hídrica Antisana.

Humedal Pugllohuma

Humedal Pugllohuma

Desde el 2016 se está elaborando una línea de base para contar con información clave sobre el estado de degradación. Para ello se han colocado 18 pozos que permiten medir el nivel freático (nivel de agua) y su dinámica en época seca y lluviosa. Además se evaluarán las propiedades físicas y químicas de los suelos.

Después, como acción de restauración, los drenajes artificiales del humedal serán taponados. Durante este año, se monitoreará los procesos de recuperación de la cobertura vegetal, suelos y dinámica hídrica. Se espera que el flujo de agua que aporta este humedal sea sostenido en épocas secas y las propiedades de los suelos como materia orgánica y densidad aparente mejoren, así como también se esperan cambios en la vegetación.

captura

Capturas aéreas del humedal Pugllohuma luego de una lluvia prolongada, se observan los drenajes conectando charcos.

Comparte en redes sociales

Dejar una opinión