El Programa de Áreas de Conservación Hídrica Sostenible desarrolla estrategias y acciones concertadas para la protección de áreas de conservación hídrica de importancia para el Distrito Metropolitano de Quito, teniendo en cuenta los procesos ecológicos vitales que inciden en la protección del agua y ecosistemas, conservación de biodiversidad y recursos naturales, asegurando la interrelación entre ámbitos, sectores y actores que permitan su manejo integral.

vigilancia_banner1_web

Objetivo

Desarrollar estrategias y acciones de gestión, control y vigilancia para la conservación de la biodiversidad en áreas de interés hídrico del DMQ.

Componente Gestión de áreas de conservación hídrica

El programa desarrolla acciones de control y monitoreo de las áreas de conservación hídrica que se apoyan en un equipo de guardapáramos, cuyas capacidades y conocimientos aportan significativamente en el mantenimiento de los ecosistemas y reducción de sus presiones y amenazas. Se prioriza la contratación de guardapáramos comunitarios que permite a la institución un acercamiento a la realidad socio-ambiental de las áreas y de las comunidades vecinas.

Se disponen de planes de manejo que establecen los lineamientos, guían las acciones dentro de las áreas de acuerdo a los objetivos de gestión e incluyen el financiamiento, la administración de las áreas y tienen un horizonte de cinco años.

Son tres, hasta el momento, las áreas de conservación hídrica que están bajo la gestión directa del FONAG, y son:

  • Área de Conservación Hídrica Antisana-Contadero:

Este predio se localiza a 70 Km de la ciudad de Quito en las provincias de Pichincha y Napo, en las parroquias de Pintag (cantón de Quito) y en las parroquias de Papallacta (cantón Quijos), Archidona y Cotundo (cantón Archidona). El área del predio Antisana-Contadero es de 7 549,56 hectáreas, que se distribuyen en el 94, 33 % del predio Antisana y  el 5,67% en el Contadero.

contadero

Mapa de ubicación del predio Antisana-Contadero

  • Área de Protección Hídrica Mudadero:

Está ubicado a 80 Km de la ciudad de Quito en las provincias de Pichincha y Napo. En Pichincha ocupa el 64,16% del territorio perteneciente a los cantones Mejía y Quito; en la provincia de Napo ocupa el 35,84% del territorio que corresponde al cantón Archidona. La superficie del área es de 7 389,49 hectáreas.

Mudadero, forma parte de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Cotopaxi; de su superficie el 11.41% es parte del parque y el 84% pertenece al Bosque Protector de la subcuenca alta del río Pita. Mudadero es una área fundamental para la conservación del agua y recursos naturales de la cuenca alta de la unidad hidrográfica del río Pita y del Parque Nacional Cotopaxi.

  • Área de Conservación Hídrica Paluguillo:

El Área de Conservación Hídrica Paluguillo se encuentra al nororiente del Distrito Metropolitano de Quito(DMQ)  en la parroquia de Pifo, dentro del Área de Protección de Humedales Cerro Puntas, y en zona de amortiguamiento de la Reserva Ecológica Antisana y del Parque Nacional Cayambe Coca,  con 820 hectáreas de extensión es un importante corredor biológico por el cual recorren especies emblemáticas y a la vez vulnerables y/o en peligro como el cóndor andino, el tapir de montaña, el ciervo enano pudú, el puma, entre otros. Su ecosistema representativo es el páramo  y cuenta  con uno de los pocos remanentes de bosque alto andino  presentes en el DMQ.

Posee alrededor de seis afloramientos de agua que son parte del sistema hídrico del río Carihuaycu que pertenece a la cuenca del río Chiche que desemboca finalmente en el río Guayllabamba.

Paluguillo es una de las áreas más vulnerables y amenazadas  del APH Cerro Las Puntas. El programa trabaja en el establecimiento de la reserva como un centro de investigación e interpretación ambiental lo que precautelaría su conservación.

En el siguiente link se aprecia un video sobre esta área: https://www.youtube.com/watch?v=N8XhHh9Etzg

Componente Acuerdos de Sostenibilidad

Los acuerdos de sostenibilidad y protección local son clave en el territorio. Parten de la corresponsabilidad urbano-rural para la protección del agua y busca generar puntos en común con respecto a visiones, alternativas y acciones que permitan reducir presiones que afectan la disponibilidad, acceso y gobernanza del agua, actuando sobre los conflictos generados por procesos históricos de exclusión campo-ciudad.   Estos acuerdos se generan mediante la comprensión de relaciones y procesos a través de los cuales las ciudades aseguran su acceso al agua y las oportunidades de mejorar las condiciones de vida de las comunidades y poblaciones rurales de influencia del FONAG.

Este componente tiene como objetivo caracterizar y proponer planes de acción participativos en cuencas aportantes para DMQ, que permitan un involucramiento informado y adaptado a la realidad ambiental, social, productiva y política en los territorios de las cuencas hídricas aportantes.

Componente de capacitación Gestores del Ambiente

Este componente busca contribuir a la protección de las áreas de conservación hídrica, a través del desempeño adecuado del personal de guardapáramos y su interrelación con las comunidades. Para ello, brinda la oportunidad de capacitación, actualización y perfeccionamiento de conocimiento que ayude al mejor desempeño de las funciones de los guardapáramos.

En primera instancia se propone desarrollar un proceso introductorio de capacitación teniendo en cuenta la necesidad de generar elementos comunes en torno a la gestión, manejo y planificación del área que respondan a la conservación del agua, protocolos de acción e instrumentos para el manejo sustentable de las zonas de amortiguamiento de la Reserva Ecológica Antisana (REA), del Parque Nacional Cayambe-Coca (PNCAY) y del Parque Nacional Cotopaxi (PNC) por medio del ordenamiento territorial de estas zonas, que incluye su control, vigilancia, el apoyo a la gestión y el fortalecimiento de las capacidades de sus comunidades.

Componente Sistema de Control y Vigilancia

Con el fin de evitar y disminuir las amenazas y presiones se ha elaborado un sistema de ruteo para identificar impactos o amenazas y monitorear  la flora y la fauna día a día.

En este sistema trabajamos con 17 guarda-páramos en tres ejes fundamentales:

  1. Control y vigilancia de áreas de interés hídrico: los guarda-páramos se responsabilizan de los programas de control y vigilancia cumpliendo y haciendo cumplir las leyes y normas vigentes.
  2. Monitoreo de flora y fauna.
  3. Gestión comunitaria: capacitamos en temas ambientales a las comunidades aledañas con quienes implementamos proyectos productivos para disminuir el impacto de los seres humanos en estos ecosistemas.